Running

¿Por qué correr?

Sitios para salir a correr por Alicante

El running se ha convertido en una aficción para muchas personas que antes no hacían deporte. Y si eres de los que están empezando, supongo que te costará encontrar sitios agradables en los que correr. No es plan de iniciarte y correr por la carretera, al lado de los coches, hay muchos sitios bonitos cerca de la naturaleza que poder recorrer.

Si sois de Alicante, os voy a recomendar varios sitios para salir a correr que están bastante bien. Por lo menos los recomiendan mucha gente que va por allí.

Sitios para salir a correr por Alicante

La vera del río suele tener un camino que lo recorre, esto ocurre en el río Vinalopó que atraviesa Elche de norte a sur con unos 8 kilómetros de ida y vuelta. Es un camino bastante bonito en el que encontraréis variada vegetación y mucha gente practicando ciclismo, running, o simplemente dando un paseo con su perro. Al final hay unas cuantas máquinas para poder estirar o hacer variados ejercicios antes de dar por concluida la carrera.

La playa siempre es una buena elección para correr (excepto cuando en pleno verano está repleta de gente), de hecho, hay una quedada al empezar el verano en la playa de San Juan para correr, tanto niños como adultos. Correr por la arena es más saludable para nuestras articulaciones, ya que no reciben tanto impacto. De esta manera, las lesiones son menos frecuentes. La brisa del mar te acompaña mientras corres y respiras un aire más puro.

Los paseos marítimos son un enclave inmejorable durante el invierno, cuando no hay prácticamente gente paseando. En Arenales del Sol tienes la posibilidad de correr con un paisaje precioso, el ruido relajante del mar y varios desniveles para no aburrirte. Y si te has quedado con ganas de más, al final del camino tienes la carretera que lleva al faro, perfecto para continuar con el bello paisaje.

Si quieres una ruta con algo más de acción, la montaña es lo mejor. Una pista forestal muy conocida es la que está entre Aitana y Serrella, saliendo del puerto de Ares, y que termina en la Caseta del Rector. Tiene una distancia de unos 9 kilómetros y un desnivel de 380 metros. Al finalizarla tienes unas vistas espectaculares desde su mirador.

El Cabo de las Huertas es perfecto para recorrer sus calas. Tanto para correr como andar deprisa, puedes alternarlo con subidas y bajadas a las pequeñas montañas y calas. Se puede disfrutar de la naturaleza al finalizar la carrera, cuando subes la montaña y tienes que recuperar fuerzas.