Running

¿Por qué correr?

¿Que zapatillas comprar para hacer footing?

El footing no es un deporte que necesite mucho equipamiento, pero si hay algo que es esencial para practicarlo, es adquirir unas buenas zapatillas de deporte.

Aunque comprar un calzado de calidad no garantiza que no vayamos a tener alguna lesión al correr, si que se nota la calidad en el apoyo en la entresuela y el relleno y refuerzo en el talón.

¿Que zapatillas comprar para hacer footing?

Posamos todo nuestro peso corporal en las zapatillas al correr, por lo que es necesario que las zapatillas estén diseñadas específicamente para hacer footing.
El tipo de pie que tenemos y nuestro estilo de movernos determinará la zapatilla que necesitamos.

Lo primero que tenemos que hacer es determinar el impacto del pie en el suelo, la parte del pie que toca el suelo el primero.
Normalmente posamos primero el talón y luego todo lo demás, esto reduce el impacto en el pie y causa menos tensión en las articulaciones, hasta en la cadera (el hueso del tobillo está, de hecho conectado con el hueso de la cadera).

Hay tres tipos de pisada cuando hacemos footing o cualquier otro deporte:

Pie pronador:

La pronación es el término para describir cuando el arco se aplana por completo y se posa toda la planta en el suelo (por ejemplo, cuando se tiene los pies planos).
Una pronación excesiva producirá que nuestro tobillo y nuestra pierna se puedan torcer con facilidad ya que actúan como amortiguadores.
Probablemente eres pronador si los bordes interiores de tus zapatos están desgastados.

Pie supinador: La supinación es el término para describir un arco alto que no toca el suelo. Esto es un problema, porque si tu pie sólo se apoya por la parte externa, entonces se pierde la absorción de impactos en la pisada. Una supinación excesiva puede dar lugar a esguinces de tobillo, tendinitis, fascitis plantar, o el síndrome de la banda iliotibial.
Eres un supinador si los bordes exteriores de tus zapatos se desgastan.

Pie neutro No hay un movimiento ni hacia adentro ni hacia afuera al pisar. Esto proporciona un montón de absorción de impactos y la energía suficiente para que tengamos un energico empuje.

¿Qué tipo de pisada tengo al correr?

Podemos saber aproximadamente que tipo de pisada tenemos por el desgaste que notamos en nuestros zapatos.
Si es la mayor parte en el exterior, probablemente sea supinación.
Si es en el interior, lo más probable es que sea pronación.

Pero para asegurarnos lo mejor es ir directamente y preguntarle al vendedor en cualquier tienda de zapatillas de deporte. El evaluará nuestra marcha y nos dirá con exactitud que tipo de pisada tenemos y que zapatilla nos viene mejor.

Podemos probar a realizar una prueba casera para averiguarlo.
Mójate el pie desnudo y luego pisa en un trozo de papel.
Eres un pronador si la mayor parte de tu pie se posa el suelo, un supinador si muy poco pie posa el suelo, y neutral si la huella está entre la pronación y supinación.

¿Que zapatillas escoger en cada caso?

Pronadores:
Evita las zapatillas con una amortiguación excesiva porque no tienen control de estabilidad y movimiento.
En su lugar, compra zapatillas con suelas firmes y funciones de control de pronación.

Supinadores:
Compra zapatillas acolchadas que no limitan el movimiento. Tu pie no absorbe el impacto muy bien si tenemos un arco alto y la limitación del movimiento disminuirá la absorción de choque aún más.

Pie Neutro:
Usa cualquier tipo de zapatilla con la que estés cómodo. Tienes una pisada eficiente, con una buena cantidad de soporte para el arco, y la absorción de choque es mayor.

¿Cuáles son algunos consejos a la hora de comprar unas zapatillas para hacer footing?

  • Hay que acudir a una tienda con buena reputación, que no tenga imitaciones baratas.
  • Lleva tus propios calcetines para probarlos con las zapatillas.
  • Si tienes un pie más grande que otro, adquiere el número del más grande.
  • Si la tienda es de confianza, te dejarán probarlo y devolverlo si no te gusta.
  • No compres unas zapatillas si notas las costuras, estas pueden producir ampollas, callos u otras lesiones.
  • Prueba las zapatillas al final del día, cuando el pie está más ancho.
  • Deja distancia entre el dedo gordo del pie y la zapatilla, al menos 2 centímetros.

¿Cuando hay que cambiar las zapatillas?
Normalmente unas zapatillas duelen perder su amortiguación después de 3 a 6 meses, dependiendo claro de la frecuencia que los uses.
Compara la suela de tus zapatillas con los de unas nuevas. Si están muy gastadas, es hora de cambiarlas.